Desde el C.R.A. Alhama hemos querido rememorar una vieja tradición que se hacía en el pueblo cuando llegaba el 1 de noviembre, día de Todos los Santos. Cuando éramos pequeños los niños de Cervera vaciábamos nuestra calabaza y  le hacíamos ojos, boca y nariz. Después metíamos una vela encendida dentro y agarrándola con dos cuerdas íbamos a los cementerios cantando una canción que decía así: Calavera vera vera, al que me la rompa le tiro con ella.

Este año hemos querido enseñarle a los niños de ahora esta tradición. Les hemos pedido que decoren su calabaza y las hemos expuesto para que todo el mundo las vea. El último día antes de Todos los Santos el que ha querido ha venido disfrazado y hemos subido con la calavera hasta el cementerio cantando. A nosotros nos a tocado el cementerio de San Gil. Una vez allí hemos jugado al bingo terrorífico y hemos comido unas chuches.

En los días previos hemos hecho actividades relacionadas con Halloween como: decorar la puerta de clase, escribir relatos de miedo y decorar unas mascarillas.                                                                       Pincha aquí para ver fotos sobre esto.

   

Youtube