Al acercarse este día tan especial en quinto hemos decidido celebrarlo creando algunos de los almuerzos más horripilantes que recordamos: unas calabazas encantadas de dimensiones diminutas, unos mini monstruos de dientes enormes, o quizás unos dedos amputados... ¿Os apetece?.

Si quieres ver el menú pulsa: buen provecho.

   

Youtube