Leer es un placer que el ser humano puede practicar allí donde haya un libro, un papel, una letra. En definitiva, allí donde las palabras cobran vida. Leer cuentos tradicionales no es solo dar vida a los personajes de siempre sino, y sobre todo, sacar a la luz emociones, sentimientos y sueños.

El patito feo y sus preocupaciones, los indefensos cabritillos y el amor de madre o el despiadado lobo cobraron el pasado viernes protagonismo en la clase de 4º y 5º de Primaria, en Valverde. A través de una actividad al aire libre, los niños dieron voz a los distintos personajes y disfrutaron de un rincón en medio de la naturaleza, donde la lectura aún se disfruta más, donde se puede charlar y compartir vivencias.

A través de la lectura, los alumnos compartieron su opinión sobre situaciones que se desprenden de los cuentos tradicionales: el acoso, el maltrato, la venganza, el amor, el compañerismo o la prevención de situaciones de conflicto.

 

Una actividad en la que disfrutaron y, sobre todo, aportaron sus ideas y sus experiencias, transportándose a mundos misteriosos e irreales tan necesarios para crecer. Para soñar.

Marta

Pincha aquí para ver las fotos

   

Youtube