LOCALIZACIÓN
Cervera del Río Alhama es un pueblo perteneciente a la Rioja baja. Está situado en el enclave que forma el río Alhama con los montes y cerros de las Carascas, Pedralén, Cuerno de la Merluza y León dormido. Su casco urbano queda dividido por la Peña de San Antonio sobre la que se observa el pasado castillo. Ahora está línea divisoria divide el barrio de San Gil y Santa Ana.
                                                     HISTORIA
Nos debemos remontar al siglo III a de C. Para señalar que Cervera estaba integrada dentro del territorio pelendón. Ya entrado el siglo II, este pueblo se hizo dependiente de los Arévacos, aguerrida tribu Celtibérica, a partir de estos siglos los romanos irrumpen con fuerza en la zona.
El valle del Alhama, constituyó durante los Siglos X y XI un bastión defensivo musulmán frente a los cristianos.
En 1119, como consecuencia de la campaña de Tudela y Tarazona, las tropas de Alfonso I El Batallador, rey de Aragón y Navarra ocupan estas tierras.
Dada la estratégica situación de la Villa como confluencia de reinos esta fue escenario de numerosas reuniones de monarcas a fin de firmar paces ante el peligro musulmán.
Se dice que el Siglo XVIII fue bueno para Cervera, los cerveranos dieciochescos hicieron muchas otras cosas como espléndidos negocios de contrabando, merced a la consabida arriería; es también época de gran auge industrial debido en gran parte a la manufactura del cáñamo, es el siglo de los loneros.
Cervera maltrecha y arruinada en la guerra de la Independencia con la fuerza de sus gentes pasó de trabajar el cáñamo para hacer lonas a elaborar alpargatas que tanto nombre le ha dado.
Cervera ha dado a la historia un buen número de hijos ilustres: El padre jesuita Baltasar Álvarez Manrique(1553):director espiritual de Santa Teresa de Jesús y Rector de varios colegios. Sus restos están en Villa garcía.
También destaca Ibo Alfaro(1855)como literato y hombre de letras en la época romántica.
                                                  TRADICIONES
En el breve tiempo de un mes Cervera honra a sus patronos; podría decirse que duplica la fiesta, pues las dos más tradicionales que se dan a lo largo del año se suceden, son Santa Ana(26  de Julio) y San Gil (1 de Septiembre),coinciden en su forma de tal manera que los ritos que realizan ambas son semejantes.
En las dos hay campanilla y sale la gaita a la calle a las bajadas de sus patronos .
La procesión de la campanilla hace vibrar a cientos de asistentes que a partir de las cinco y media de la madrugada se dan cita alo largo de su recorrido. La gaita es la danza por excelencia de Cervera, con una antigüedad de más de cuatro siglos que como todo baile conserva el atuendo de su danzante, en este caso de fondo blanco en sus pantalones, camisas y alpargatas ,cruzando el pecho del danzante pañuelos de seda y adornando las “pulgaretas” con “firifollos”.
Pero cuando verdaderamente explota el pueblo en fiestas es el momento de la bajada de sus santos patronos ,la víspera de su día. Gentes de todas las edades y condiciones esperan ansiosos el descenso de las imágenes de su camarín, para poder rozarlas con sus pañuelos, mientras la gaita danza.
Si coincidentes son en sus ritos ,igual lo son en lo popular ,en la calle: encierros ,festejos taurinos,  verbenas,... llenan de vida un pueblo que no descansa hasta pasado el día de “juergas”.
Cuenta la leyenda que en tiempos de los moros cayó cautivo de éstos u cristiano llamado Fortún y fue encerrado en los calabozos del castillo a cuyo mando estaba Abu Alhama. Estando condenado, la hija del jefe, Zahara se enamoro de él y juntos planearon la huida, para ello la mora preparó una arqueta con joyas, un escrito y una bandera, que escondió en un monte cercano. El general moro Alí, celoso del amor de los jóvenes los sorprendió y los entregó al padre de la chica ,que mato a Fortún. Al cabo de mucho tiempo un pastor encontró la arqueta y el escrito en el que se pedía que se levantase una iglesia en el lugar en que estaba enterrado el cofre.
Ese es el inicio de la fiesta de la Bandera ,que se celebra en la Virgen del Monte el domingo siguiente a la Ascensión y donde una doncella coloca la bandera que presidirá las fiestas. Esta bandera permanecerá en el mástil hasta el año siguiente en el que será reemplazada por otra nueva.
Esta leyenda fue escenificada por primera vez en el año 2002 aprovechando los lugares originales.
Coincidiendo con el segundo día de Pascua, se celebra la traída de las aguas a la localidad (1909) Cuando el 11 de abril se inauguró oficialmente el agua corriente en fuentes públicas y domicilios. Es costumbre enramar ese día la picota de las fuentes, sobretodo la de la fuente del Rollo.
Cervera celebra también otras fiestas religiosas, aunque menos multitudinarias como pueden ser: La candelaria, el Santo Cristo del Perdón y últimamente el Pilar en la calle sin salida.
Otras tradiciones y costumbres cerveranas:
-Las hogueras, los manguitos, el jueves lardero, las calaveras, la gaita…

   

Youtube