Habitualmente los viernes dedicamos una parte de la Asamblea a realizar dinámicas para el trabajo de las emociones, los sentimientos, la afectividad...y este viernes hemos realizado un juego muy especial para fomentar el compañerismo. La dinámica consistía en jugar a las sillas pero de una forma muy diferente. Cuando apagábamos la música, los niños debían sentarse en una silla y si no había silla pues encima de un compañero pero nadie se podía quedar de pie. Ha sido muy bonito ver como se llamaban los unos a los otros para avisar que se sentaran encima de ellos . El juego ha terminado con dos sillas sobre las que nos hemos sentado los once de la clase. Los niños han disfrutado muchísimo..solo hay que verlo en sus caras. Pincha aquí.

   

Youtube