Imprimir
Categoría: Religión
Visto: 203

          Desde la clase de religión, seguimos trabajando tanto la inteligencia emocional como la espiritual, ambas presentes en el nuevo desarrollo curricular de la LONCE. Se trata de trabajar valores que nos sirvan para que nuestros niños sepan afrontar todas las dificultades que la vida les va a plantear en el presente y en el futuro. Dependiendo de la forma en que sepamos resolver esas dificultades, podremos crecer como personas.